Los comparadores de precios son beneficiosos o perjudiciales para una página web.

¿Que es un comparador de precios?

Los comparadores de precios son unos portales en los que las tiendas online pueden colgar sus productos de forma gratuita. El funcionamiento se basa en proporcionar a los usuarios que buscan productos una lista de productos con sus respectivos precios para que este pueda comparar y comprar el que más barato le resulte.

Estos portales muestran una pequeña descripción del artículo que está a la venta, el precio y una imagen. Su función es cobrar por cada click que se hace en un producto determinado. Al hacer click, abre la página web original para que el cliente pueda comprarlo o ver más detalles sobre él producto o la tienda que lo suministra.

¿Son beneficiosos los comparadores de precios?

Para quienes quieran dar a conocer su tienda online pueden resultar atractivos, ya que generalmente los comparadores de precios tienen varios miles de visitas al día y es una fuente de publicidad relatívamente económica.

Pero todo esto tiene un fondo muy oscuro del que se habla muy poco:Los comparadores de precios se nutren del esfuerzo de los creadores de tiendas online y sobre todo de los que día tras día invierten muchísimas horas en dar de alta productos, buscando fotos, realizando traducciones, y un largo etc… Estos portales, nos brindan la “oportunidad” de dar visibilidad a nuestra tienda online colocando un pequeño programa en la tienda online en cuestión para que, de forma automática, se genere un archivo que servirá para colocar todos los productos en el comparador de precios en cuestión de 24h.

Error Nº 1: Al hacer esto, estamos fracturando una de las leyes que más importancia tienen en el SEO de nuestra página web: Al día siguiente de colocar el programita que tan amablemente nos han “regalado” los del comparador, nuestra web ya no es original, existe otra página (a priori con más page rank que la nuestra) que tiene exáctamente los mismos productos que nosotros, con las mismas descripciones y las mismas imágenes.

Error Nº 2: Al realizar una búsqueda de alguno de los productos que tenemos en nuestra tienda online, acabas de perder todas las papeletas para aparecer en los primeros puestos, o como poco, habrás perdido una posición segura: Ahora el comparador en el que nos acabamos de inscribir aparece antes que nuestra web. ¿Porque? Porque tiene lo mismo que nosotros, pero ellos tienen mas relevancia que nosotros precísamente por lo que nos “vendieron” que tan atractivo nos resulto: Tienen más visitas que nosotros y de cara a los buscadores ellos son más interesantes para los usuarios que nuestra tienda online.

Error Nº 3: La bestia de la guerra de precios la hemos despertado nosotros. ¿Que clase de clientes queremos para nuestra tienda?¿Que les queremos ofrecer, solo precio?

Antes de inscribirnos en un comparador de precios, tenemos que tener muy claras nuestras espectativas, pero también hay que tener en cuenta el protagonismo que estas nos van a quitar. Porque os aseguro que más que beneficiar, nos van a perjudicar y a muy corto plazo.